Please reload

Más fundaciones

Biblioteca Futbolera Nelson Cuevas

October 24, 2018

El miércoles 24 de octubre de 2018 a las 16.00 hs., estrenando el proyecto en la República de Paraguay, se inauguró la BIBLIOTECA FUTBOLERA NELSON CUEVAS, número 59,  en la Escuela Comandante Leo Nowak de la ciudad de Fernando de la Mora, ubicada en el gran Asunción, frente a más de 600 alumnos de primaria y secundaria y con la presencia de Nelson Cuevas, referente histórico del fútbol guaraní y del escritor Ignacio Irigoyen, creador y Director de Bibliotecas Futboleras para Latinoamérica y Europa, quien viajó especialmente para ser parte de la inauguración e iniciar así el proyecto en el país vecino. 

 

Allí, frente a su familia, amigos, vecinos, autoridades educativas y la prensa local, el jugador homenajeado escuchó el himno nacional paraguayo, visiblemente emocionado y luego el discurso introductorio de la Directora de la Institución.

 

Acto seguido tomó la palabra el escritor Ignacio Irigoyen quien celebró la fundación de la primera Biblioteca Futbolera fuera de Argentina destacando la importancia y necesidad de que los referentes deportivos de los niños y las niñas en cada uno de sus países puedan acercarse a sus escuelas y ser promotores de la lectura acompañando en forma permanente, sostenida y continuada el proceso formativo de los alumnos a través de la creación e inauguración de sus Bibliotecas Futboleras.

 

Después de eso, alumnos de distintos grados realizaron una coreografía danzando y cantando en homenaje a su ex compañero de escuela Pipino Cuevas; una niña interpretó una pieza musical con su violín y varios alumnos de tercer grado le obsequiaron dibujos alusivos.

 

Al tomar la palabra, Nelson Cuevas expresó su felicidad por poder retribuir con una Biblioteca Futbolera a la escuela que lo formó desde niño y destacó el orgullo que sentía de que la primera Biblioteca Futbolera de su país lleve su nombre.

 

Luego de un emotivo y repetido GRACIAS en idioma guaraní, Pipino Cuevas bajó hacia el lugar en el que lo aguardaban la Directora y el escritor Ignacio Irigoyen para descubrir los libros que esperaban la mirada ansiosa de los niños, levantando las largas banderas paraguayas que los cubrían.

 

Un instante después, cientos de niños se abalanzaron hacia los textos y hacia el jugador, a quien en el medio de una selfie improvisada con todos ellos,  abrazaban, fotografiándose felices para pedirle después su firma estampada en camisetas de la Selección Paraguaya, en camisetas de distintos clubes locales o en hojas que arrancaban de sus carpetas. Fueron 40 minutos de entrega hasta que el último niño de seis años tuvo su firma sobre su carpeta anaranjada como recuerdo de un día inolvidable para todos e histórico para el Paraguay.

 

 

Please reload